Indice página anterior página siguiente
3.3 Las biozonaciones de los micromamíferos

La subdivisión bioestratigráfica de micromamíferos del Cuaternario está basada en la sucesión evolutiva de unos roedores, concretamente Arvicólidos y consta de tres biozonaciones propuestas por Fejfar y Heinrich (1981) para el Pleistoceno: Villányian, Biharian y Toringian (la traducción al español sería Villaniense, Bihariense y Toringiense). Estas biozonas están admitidas por todos los micropaleontólogos para establecer subdivisiones bioestratigráficas de arvicólidos en el Cuaternario. Ver figura 4.2.1.La biozona Villányian se reconoce por la clara dominancia del género Mimomys.

Figura 4.2.1 Tabla con la escala del tiempo de casi todo el Pleistoceno

La biozona Biharian marca la aparición de Microtus y su co-existencia con Mimomys. A su vez se distinguen dos periodos: inicio del Biharian, con Microtus primitivos del tipo de los Allophaiomys (su antepasado) y final del Biharian, con Microtus evolucionados, es decir típicos Microtus. La transición entre Biharian inicial y Biharian tardío, osea entre Allophaiomys-Microtus, se aproxima al subcron Jaramillo (hace alrededor de 1 Ma). El género Mimomys está representado en la mayoría de los yacimientos del final del Biharian por una única especie de gran tamaño, Mimomys savini (taxón protagonista en la Gran Dolina de Atapuerca). En las siguientes figuras se muestran fotografías tomadas con microscopio electrónico de un primer molar inferior de este roedor y se aprecian los rasgos distintivos de la especie. Hay una segunda especie de pequeña talla y más rara, Mimomys pusillus, que parece un buen marcador bioestratigráfico.

Figuras 4.2.2 y 4.2.3 Fotografía tomada con microscopio electrónico de barrido de un M1 de Mimomys savini del yacimiento de Dolina (Atapuerca). En lafotografía de la izquierda (figura 4.2.2)se observa uno de los rasgos diagnósticos de la especie: el islote de esmalte. En la imagen de la derecha (figura 4.2.3) se observa otro de los rasgos diagnósticos de la especie: las raices largas. Fotografías de Gloria Cuenca.

Así dentro de la segunda parte del Biharian, distinguimos un primer grupo con faunas más primitivas caracterizado por la presencia de Mimomys pusillus, y un segundo grupo con faunas más modernas y caracterizado por la ausencia de Mimomys pusillus en sus asociaciones. Estos pequeños Mimomys pusillus, desaparecen después del límite Matuyama-Bruhnes (o sea hace 780.000 años). Además los Mimomys savini del final del Biharian, están ya muy evolucionados, y son muy diferentes de las formas de la primera parte del Biharian. La transición Biharian-Toringian precisamente marca también la transición Mimomys savini-Arvicola terrestris, por tanto si estamos ante una forma transicional de este roedor, es posible asignar una edad cronológica aproximada.

Figura 4.2.4 La transición Biharian-Toringian marca el cambio evolutivo Mimomys savini-Arvicola terrestris. Esto hace posible asignar una edad cronológica aproximada al yacimiento en el que se encuentran. Foto esquema transición Mimomys-Arvicola. Ilustración de Gloria Cuenca.

El periodo Biharian es fundamental en los estudios de evolución humana ya que la mayoría de los yacimientos europeos con fósiles humanos están incluidos en este periodo, así que los Arvicólidos juegan un papel fundamental en las discusiones biocronológicas. De hecho en muchos yacimientos, es precisamente el argumento basado en qué especies de roedores hay y su grado evolutivo, el único existente para asignarle una u otra cronología por parte de los investigadores.

La biozona Toringiense se caracteriza por la asociación del género Arvicola, que es el arvicólido hacia el que evoluciona Mimomys (presente en las biozonas anteriores), junto al género Microtus, parteneciente a la subfamilia Cricetinae (la de los hamsters).

Indice página anterior página siguiente volver al principio de página